Vinos de toro con mucha cara

Hace poco perdiendo el tiempo de la tarde entre las distintas redes sociales, leí el título de dicha entrada, Vinos de Toro con mucha cara; ya sólo con el título me llamó y mucho la atención.

Se trata de nada más y nada menos de un proyecto desarrollado por Bodegas Matsu, el proyecto consiste en incorporar tres rostros, que evocan el paso del tiempo del vino y de las personas, juventud, madurez y vejez , tres etapas de la vida humana y de la mayoría de los vinos tintos.

Son tres vinos diferentes pero comparten el origen. El nombre de los vinos son El Pícaro (juventud), El Recio (madurez) y El Viejo (vejez).

Como bien dice el dicho: una imagen vale más que mil palabras, y éste es uno de esos casos:

Imagen

Lo que consiguió el titular de dicha noticia fue captar mi atención, lo que provocó que buscará información  sobre dicha bodega, y lo que encontré me sorprendió gratamente:

Matsu significa esperar en japonés y es el nombre de la bodega creadora de estos tres tintos elaborados al 100% con tinta de toro (que es como en esta denominación denominan a la tempranillo) obtenida de cepas entre 80 y 100 años.

La cultura Japonesa si por algo se caracteriza es por el respeto de la madre naturaleza, filosofía que ha marcado también la elaboración de dichos vinos.

Una breve descripción de los vinos son:

El Pícaro 2013:

Es el joven de la colección, es un vino de roble. El más directo y desenfadado. Está elaborado en su totalidad con tinta de toro (nuestra tempranillo) nacida de viñedos de entre 80 y 100 años de muy baja producción creando un vino valiente, conservando la potencia tradicional de esta D.O, pero suave a la vez. Precio: 7,20 €/botella.

          El Recio 2011:

Este es un vino corpulento, con una crianza de 14 meses en barrica nueva, tiene una nariz intensa con notas de chocolate, frutas negras y vainilla. Al probarlo el sabor sorprende Muy sedoso, se trata de un vino con cuerpo, pero al mismo tiempo muy fácil de beber. Precio: 11,20 €/botella.

          El Viejo 2010:

Es la sabiduría, la vejez, la experiencia. Y todo eso se muestra en la copa. Es un vino de alta gama, con una crianza en barrica nueva de 16 meses. Sabroso, potente, muy jugoso. Se elabora con la uva obtenida de viñedos centenarios de muy baja producción. Precio: 21,95 €/botella.

Independientemente de su precio, calidad del vino, etc. Bodegas Matsu tiene un muy buen concepto de lo que es el Marketing, o al menos a mí personalmente me lo parece, ya que ha conseguido llamar la atención de un posible cliente.

Anuncios

¿ES EL VIDRIO EL ENVASE DE LOS VINOS DE CALIDAD?

          Tras varios debates y discusiones en clase sobre los envases, en los que va ese líquido que tanto nos gusta, como es el vino, decidí indagar un poco más en  el asunto, y me sorprendí bastante.

       Hay varios países con mucha influencia en Europa (Inglaterra, Alemania…) que están invirtiendo y apostando fuerte por la sensibilización con el medio ambiente y poniendo en el mercado vinos de un cierto valor económico (8-12 €) en envases de tetrabrik.

           Al ver esto pensé: ¿nos estamos volviendo locos, o que pasa aquí?

       Pero al poco de seguir buscando información me topé con un tema muy de moda actualmente y del cual hace poco hablamos de él, el medio ambiente, huella de carbono… y es que resulta que el formato en cartón (tetrabrik) es más barato que el vidrio y más “limpio”.

          La sociedad actual, y yo entre ellos, hemos asociado el vidrio al vino de calidad, botellas con formas dispares

todasbotellas(troncocónicas,  gollete largo y un sinfín de diseños) e incluso pesadas, que no se sabe si queda vino o es el propio peso de la botella; procesos que requieren de un mayor consumo energético por parte de las industrias, y en consecuencia, una mayor contaminación ambiental.

          Estudios recientes dicen que el vidrio puede llegar a constituir más del 60% (incluso 75%) de la huella de carbono, y aquí es donde el tetrabrik tiene su punto fuerte, EL MEDIO AMBIENTE.

     Otros motivos, qtetrabrikue defienden otros autores, son las formas, me explico, un tetrabrik es de forma regular y gracias a ello podemos optimizar el volumen útil del envase y otro muy importante es su fácil transporte.

     Eso sí, no todo son flores, también tiene sus contras, una muy grande es que para optimizar su coste hay que hacer tiradas muy grandes, mientras que botellas con un encargo de cientos de miles es suficiente.

          El tetrabrik forma parte de nuestras vidas, zumos, leches, batidos… la cuestión es:

 
¿Llegará a los vinos de calidad?

HUELLA DE CARBONO Y COMERCIALIZACIÓN.

Hace poco navegando por la red, en busca de cosas curiosas sobre el marketing o comercialización del vino, encontré dos conceptos que, para mí, eran novedosos, y se trataba de: Eficiencia Energética y Huella de Carbono. Sobre Eficiencia Energética sí que había oído hablar pero aún así pregunté a gente conocedora del tema (Grupo Feydo) y me aclararon lo siguiente:

EFICIENCIA ENERGÉTICA:

¿Qué es la Eficiencia Energética y que consecuencias conlleva para nuestra empresa?

Es un concepto muy sencillo: es una herramienta empleada para conocer nuestra situación presente en el consumo energético de nuestra actividad y que tiene como objetivo último, el reducir el consumo de energía. Los individuos y las organizaciones, que son consumidores directos de energía, pueden reducir el consumo energético para disminuir costes y promover sostenibilidad económica y medio ambiental. Los usuarios, tanto  industriales como comerciales, pueden desear aumentar la Eficiencia y la Eficacia Energética, reducir sus costes de explotación y, en consecuencia, mejorar, así, sus márgenes comerciales y sus beneficios empresariales.

Entre las preocupaciones actuales está el ahorro de energía y su correspondiente efecto medioambiental. De esta forma el ahorro de energía, conlleva, directamente, una consecuencia favorable desde el punto de vista de protección del Medio Ambiente.

¿Las consecuencias?, muy sencillas:

–          Análisis de mi estado actual, lo que me permite conocer mejor mi empresa.

–          Establecer líneas de mejora, reduzco consumos, lo que implica menos costes a igualdad de producción y como consecuencia: AUMENTO MI MARGEN COMERCIAL.

HUELLA DE CARBONO:

Ahora es cuando entra el segundo concepto que para mí era totalmente novedoso y es la Huella de Carbono, que nos va a servir para cuantificar, desde el punto de vista Medio Ambiental, los efectos de los consumos energéticos de mi actividad.

La Huella de Carbono es el cálculo de la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en mi proceso productivo, y que está vinculado a mis consumos energéticos. El alcance del cálculo lo define el interesado.

¿Objetivo?: disminuir la Huella de Carbono. Si disminuyo mi “huella” estoy disminuyendo, efectivamente, mi consumo energético, bien sea para la organización (empresa) o para un producto (tipo de vino).

¿Qué es lo que conseguimos?

–          Reducir costes.

–          Mejorar mi imagen comercial.

–          Confirmar mi compromiso Medio Ambiental.

El objetivo comercial que se persigue con este tipo de actuaciones radica en los siguientes aspectos y en su adecuada explotación desde el punto de vista del marketing empresarial:

–          Vinculación y compromiso con el Medio Ambiente.

–          Conocimiento de este posicionamiento por parte del consumidor.

–          Generar una necesaria DIFERENCIACIÓN COMERCIAL:

  • De los que no la tengan calculada y Certificada.
  • O de los que la tengan y mi resultado sea mejor.

Esta diferenciación positiva frente a mis competidores directos persigue, como objetivo comercial último, el incentivar la COMPRA de mi producto.

Visto lo visto, desde mi humilde punto de vista queda patente que la Huella de Carbono puede ser un instrumento muy bueno a la hora de diferenciarnos de nuestros competidores en el sector, ahora opinen ustedes.