EL CONSUMO DE VINO

Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras.

Podéis ver en la imagen de abajo el consumo del vino en diferentes países.

Image

 

En primer lugar están nuestros vecinos los Portugueses con 51.5 litros/año, a continuación los Italianos 47,6 litros/año,…… en dicho cuadro no se encuentra España pero según los últimos datos que manejaba estábamos en 18,8 litros/año y bajando.

La percepción que tenemos es que en España se consume mucho vino pero esto no es así, sino todo lo contrario, se bebe muy poco.

Otro dato preocupante que de los países productores, España es con diferencia el país en que menos vino se bebe por lo que tiene mayor presión al tener que salir a vender fuera todo lo que produce.

Así que ya sabeis chicos, cuando salgais a tomar algo con los colegas, en vez de una cervecita, pensaroslo dos veces y pedid una copa de vino.

Anuncios

El vino y la salud: ¿beneficioso o perjudicial?

Como todos ya sabéis, el vino es una bebida alcohólica obtenida mediante la fermentación total o parcial de la uva fresca o de su mosto. Pero más allá de las definiciones técnicas, el vino es un producto alimentario y debido a su composición química puede causar en el consumidor numerosos beneficios o serios perjuicios.

 
Los componentes mayoritarios del vino son el agua, el alcohol etílico o etanol y la glicerina, pero también en el vino hay otros compuestos como son los ácidos (tartárico, málico, acético, láctico, succínico, y cítrico), ésteres, sales y compuestos minerales, y compuestos fenólicos.

 
A la hora del consumo existe una barrera entre lo que se considera beneficioso y perjudicial para la salud, estos límites no se ponen al azar sino que son fruto de largos estudios e investigaciones por parte de profesionales. Lo que está claro es que un consumo de manera habitual y prolongada no aporta ningún beneficio para la salud (todo lo contrario). Por otra parte está el consumo responsable y moderado (el cual quiero defender en este artículo), cuyas cantidades están alrededor de 250 ml de vino tinto diarios (1/3 de botella de 75cl).

 
Los beneficios que puede aportar el vino son los siguientes:

  •  Reduce el sobrepeso en dosis moderadas.
  •  Es “fuente de juventud´´. Reduce el envejecimiento debido a su contenido en polifenoles (antioxidantes).
  •  Frena el crecimiento de estreptococos de la boca y por lo tanto contribuye a la salud bucal.
  •  Reduce el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.
  •  Ayuda a conservar la agilidad mental.
  •  Protección contra tumores cancerígenos: el consumo de vino tinto dificulta el desarrollo de tumores cancerosos.
  • wine-heart2

Contrariamente, en el “lado oscuro´´ de su consumo encontramos las siguientes afirmaciones:

  •  Provoca enfermedades cardiovasculares.
  •  Provoca alcoholismo.
  •  Lesiones en el hígado y el sistema nervioso central.
  •  El dióxido de azufre existente en el vino puede generar ataques de asma en personas sensibles. No obstante la mayoría de  vinos poseen cantidades muy por debajo de los niveles peligrosos para una persona normal.
  • Incita la aparición de ciertos cánceres en la mujer: las mujeres que consumen vino tinto, tienen mayor riesgo de padecer diversos cánceres, entre los que se encuentran el cáncer oral, de esófago, de hígado y de mama.

dispepsia_alcoholEste artículo pretende lavar la imagen del vino ante aquellos que solamente lo consideran perjudicial para la salud, relacionándolo exclusivamente con las fatales consecuencias que conlleva el consumo incontrolado.

 
La realidad es que el vino en sí mismo no es malo ni es algo que haya que evitar si no que la responsabilidad recae sobre los seres humanos y el uso que le demos.